CalcularHipotecas

¿Se puede rehipotecar una vivienda?

¿Se puede rehipotecar una vivienda?

“Rehipotecar” una vivienda puede sonar un poco extraño, pero nada más lejos de la realidad. Es posible que sea una solución de financiación más óptima que un préstamo personal para hacer frente a un imprevisto o para invertir comprando otra vivienda. 

En cualquier caso, y respondiendo a la pregunta del título, SÍ que podemos rehipotecar nuestra vivienda.

¿Qué es rehipotecar una vivienda?

Básicamente, rehipotecar implica liquidar tu préstamo hipotecario actual y solicitar uno nuevo, utilizando nuevamente tu vivienda como garantía de pago. Este nuevo préstamo incluirá el saldo pendiente de tu hipoteca anterior, además del nuevo capital necesario para cubrir cualquier nueva necesidad financiera que haya surgido. 

Al formalizar este nuevo contrato, tendrás la oportunidad de revisar y ajustar las condiciones del préstamo, así como modificar el tipo de hipoteca que tenías anteriormente, ya sea fijavariablemixta.

Requisitos que te pedirá el banco para rehipotecar la vivienda

El banco querrá ver sobre todo estas 3 cosas:

- El estado de tu hipoteca actual

- Tu nivel de endeudamiento y tu historial crediticio

- Tu solvencia y estabilidad laboral

En esta situación, es importante tener en cuenta que al rehipotecar tu vivienda, se llevan a cabo dos trámites: la cancelación de la hipoteca existente y la solicitud de la nueva hipoteca. Pero no te preocupes, en Calcular Hipotecas podemos ayudarte con toda la gestión.

¿Cuándo puede beneficiarme rehipotecar mi vivienda? 

Rehipotecar una vivienda puede ser una opción favorable cuando necesitamos capital adicional para afrontar imprevistos o realizar inversiones significativas, ya que esta operación nos proporciona acceso a financiación extra. Algunas de las finalidades más comunes para rehipotecar incluyen:

Comprar una segunda vivienda: al tener como garantía nuestra primera vivienda, el banco nos aplicará un interés mucho más bajo. Además, si nuestra primera casa tiene un valor más elevado, puede llegar a conseguirse hasta un 100% de financiación para la segunda vivienda.

Reunificar los préstamos: rehipotecar la vivienda permite juntar todas las deudas que tengas en ese momento en una sola. De esta manera, pagarás una cuota más baja y reducirás el volumen de intereses. 

Dentro de este punto podemos hablar también de la ampliación de la hipoteca. La ampliación de tu hipoteca implica aumentar tanto el total de la deuda hipotecaria como el período de devolución. Se busca principalmente obtener fondos adicionales o disminuir el importe de los pagos mensuales de la hipoteca. 

Reformar la vivienda: si el capital obtenido a través de la nueva hipoteca se utiliza para realizar mejoras en la vivienda, esto puede aumentar su valor de mercado, lo que podría ser beneficioso a largo plazo en caso de venta o refinanciación.

Emprender: si buscas financiación para iniciar un nuevo proyecto importante en tu vida, rehipotecar tu vivienda puede resultar una opción para obtener el dinero necesario. Sin embargo, es esencial tener en cuenta que al realizar esta operación, no solo estás arriesgando tu futuro económico al embarcarte en un nuevo proyecto, sino que también estás comprometiendo la seguridad de tu hogar.

También tenemos capacidad de cancelar la hipoteca. Significa liquidar completamente el préstamo hipotecario asociado a una propiedad y se lleva a cabo una vez que el prestatario ha pagado la totalidad del dinero prestado, así como los intereses y otros cargos, a la entidad bancaria.

Como resultado, el banco libera la carga hipotecaria sobre la propiedad, otorgando al dueño de la vivienda el título de propiedad libre de cualquier gravamen hipotecario.

Esto significa que se tiene plena propiedad sobre la vivienda sin ninguna obligación financiera pendiente relacionada con la hipoteca.

En este artículo también puedes informarte acerca de la subrogación de la hipoteca.

De cualquier manera, rehipotecar te permitirá acceder a una cantidad significativa de dinero que puede ser utilizada para muchas cosas, ya sea inversiones, mejoras en el hogar, consolidación de deudas o gastos inesperados.

Cosas a tener en cuenta antes de rehipotecar la vivienda

Antes de iniciar los trámites para llevar a cabo esta operación, te dejamos estos consejos que seguramente te servirán de ayuda.

Analiza tu situación económica

Es fundamental examinar detalladamente nuestra situación financiera presente. Debemos evaluar nuestros ingresos y gastos, determinar si contamos con fuentes de ingresos suficientes y si disponemos de ahorros. 

Considerar nuestra estabilidad financiera es crucial para tomar decisiones con visión a largo plazo.

Valora tu propiedad

¿Cuál es el valor actual de nuestra propiedad? ¿Ha experimentado un aumento en su valor con el tiempo? Es importante responder a estas preguntas para ubicar adecuadamente nuestra vivienda en el mercado y facilitar el proceso de obtener nuestra nueva hipoteca.

Investiga y compara

Es significativo informarse y explorar las diversas opciones disponibles antes de comprometerse con una hipoteca. Evaluar los tipos de interés, las comisiones y los requisitos de cada entidad financiera puede proporcionar información valiosa para tomar la mejor decisión en beneficio de nuestro futuro financiero.

En Calcular Hipotecas te acompañamos de la mano en todo el proceso, por lo que no tendrás que preocuparte si no lo tienes muy claro o tienes dificultades. Nuestros brokers hipotecarios conocen el mercado lo suficiente como para ofrecerte lo mejor. Contacta con nosotros aquí.

Busca el mejor asesoramiento

No tienes por qué hacer todo tú solo/a, así que te ofrecemos asesoramiento financiero completamente adaptado a tus necesidades si estás considerando rehipotecar tu vivienda. Nuestro objetivo es ayudar a nuestros clientes a encontrar la solución óptima, asegurando su tranquilidad en todas las etapas del proceso.

¿Y se puede rehipotecar una vivienda ya pagada?

Sí, es factible hipotecar una vivienda que ha sido completamente pagada. Aunque pueda parecer contradictorio, algunos propietarios optan por rehipotecar una vivienda sin cargas hipotecarias para obtener financiación adicional. En este caso, la propiedad se utiliza como garantía para asegurar un nuevo préstamo hipotecario.

Cuando una vivienda ya no tiene hipoteca pendiente, su propietario puede solicitar un nuevo préstamo hipotecario utilizando la propiedad como garantía, con el fin de obtener fondos adicionales. Las razones para rehipotecar una vivienda pagada pueden ir desde financiar proyectos personales hasta emprender negocios, invertir en vivienda  u otros objetivos financieros.

Hasta aquí este artículo. Si tienes cualquier duda o necesitas información, puedes contactar con nosotros aquí. Estaremos encantados de ayudarte en lo posible y ofrecerte asesoramiento si lo necesitas.

Si te parece interesante, ¡compártelo!

Artículos relacionados

Artículos relacionados

Tipos de hipotecas

Hipotecas por entidad

    Suscríbete y recibe nuestras novedades

    Puedes seguirnos en: