Cómo hacer una reunificación de deudas

La reunificación de deudas es una alternativa tanto si tienes varios préstamos, como si te estás planteando contratar una segunda hipoteca. Veámos cómo funciona y qué beneficios tiene reunificar deudas.

Qué es una reunificación de deudas

Una reunificación de deuda consiste en juntar todos los préstamos que tenemos en uno solo para pagar también una única cuota, aumentando el plazo de amortización. De esta forma, mensualmente pagaremos menos, aunque, habitualmente, el coste a largo plazo sea un poco más elevado, por los intereses, pero habría que analizar cada caso por separado como ocurre normalmente en las operaciones financieras.

Cómo hacer una reunificacion de deudas

En realidad, una reunificación de deudas no es más que un préstamo para reunificar deudas, es decir, que pedimos un préstamo que nos permita liquidar todas las deudas, y pagar únicamente la cuota de ese préstamo. 

Para una reunificación de deuda se puede pedir una hipoteca o un préstamo personal dependiendo de la cuantía de las deudas.

Segundas hipotecas ¿Cómo puedo comprar un piso teniendo ya una hipoteca?

La reunificación de deudas es también una opción para cuando queremos pedir una segunda hipoteca para una segunda residencia.

 En este caso además, recurrir a una reunificación de deuda puede ayudarnos a conseguir un mayor porcentaje de financiación en la segunda hipoteca, porque se tasarán las dos viviendas, y el porcentaje de financiación se aplicará a la suma de ambas. 

Pongamos mejor un ejemplo práctico para que lo entiendas mejor. Imagina que te encuentras en esta situación:

  • Tienes una primera vivienda con un valor de tasación de 180.000€, de la que sólo te quedan 40.000€ por pagar del préstamo.
  • Quieres comprar una segunda vivienda con un valor de tasación de 150.000€.

En este caso, se sumaría el valor de tasación de ambas viviendas, sumando un total de 330.000€. El porcentaje de financiación de la hipoteca se aplicaría sobre esos 330.000€. Entonces, si nos aprueban una financiación del 70%, significa que obtendríamos una financiación de 231.000€, a los que restaríamos los 40.000€ de la primera hipoteca que tenías pendiente. Esto significa que tendrías una financiación de 191.000€ para la compra de esa segunda residencia, por lo que realmente, si el precio de venta no está muy alejado del de tasación, conseguirías el 100% de financiación. 

¿Qué requisitos necesitas para hacer una reunificación de deuda?

Como te explicamos en este artículo sobre hipotecas para segundas residencias, los requisitos son, en primer lugar, y como ocurre con las hipotecas, que no tengas un mal historial crediticio con impagos o que estés en una lista de morosos y, por otro lado, que la deuda pendiente de la primera hipoteca sea baja en el caso de que quieras comprar una segunda vivienda, para no sobreendeudarte (algo que, de hecho, las entidades no te van a permitir).

¿Nuestro consejo? Que recurras a un intermediario financiero con experiencia en este tipo de gestiones. Encuentra un broker hipotecario para reunificación de deuda rellenando el formulario de Calcular Hipotecas.